Entrevista:

-¿Existe una burbuja de “influencers”?

Totalmente, claro que si, se ha montado una burbuja y grande. Y tampoco puede  decirse que la responsabilidad de todo esto sea de los propios influencers, como se oye mucho últimamente, ya que las propias marcas también has sido las responsables de todo lo que está ocurriendo.  Si nos remontamos un poco a como comenzó todo esto, especialmente con la expansión de Instagram, muchas personas comenzaron a despuntar espontaneamente en distintos sectores, especialmente relacionados con el mundo de la moda. Las marcas empezaron a darse cuenta de que había personas que arrastraban a grandes comunidades de gente, clientes potenciales para ellos, y a muchas «se le pusieron los dientes largos» pensando en el super negocio que iban a a hacer con estas personas» que no se enteraban demasiado del mundo de las empresas», así que les regalaban una camiseta, un bolso… y ellas tan contentas publicitaban y le generaban buenos ingresos a cambio de precios insignificantes. Yo misma en nuestra red de blogs, he recibido en muchas ocasiones emails de empresas que me resultaban hasta insultantes, como si nos tratasen como tontos. Por poner un ejemplo, un día nos escribió una reconocida empresa del sector infantil y en su email decía: «Nos encanta tu web y te hemos seleccionado para que puedas publicitar nuestros productos, hemos pensado en enviarte unos paquetes de pañales para que sortees entre tus seguidores» Imagínate que cara se me quedó, tenía más de 5.000 visitas diarias en la web, 250.000 seguidores en Facebook, lo que requiere de muchísimo trabajo, y querían que los publicitásemos a cambio de 2 paquetes de pañales!! 

Así los «influencers» comenzaron su despunte, las marcas los potenciaban, aumentaron su valor hasta llegar  a ser considerados casi como celebridades. Algunos de ellos se profesionalizaron y supieron aprovechar la oportunidad convirtiéndose en autenticas empresas de comunicación, aportando valor real a su comunidad y poniendo unas tarifas acordes a su visibilidad real, pero son los menos. Mucha gente vio el filón de ser influencer, y ganar dinero a la vez que se construyen un altar para su ego. Es la combinación perfecta: puedo ganar dinero mientras todos me admiran, ¿se puede pedir mas? Y entonces, como todos suspiraban por tener más seguidores y likes, porque en este mercado tanto seguidores tienes igual a tanto vales, aparecieron algunas empresas tecnológicas inteligentes a hacer el negocio: por precios económicos te compras paquetes de seguidores, ¿cuantos seguidores le pongo? y de ahí surgieron las cosas que hemos visto en las noticias: cuentas infladas, likes y seguidores falsos, etc. Y ya son los propios influencers los que se ofrecen ahora a las empresas con tarifas que meten miedo. Las empresas iniciaron una situación a priori «rentable» y terminaron pagando precios abusivos y sufriendo un descontrol real y confusión en sus acciones de marketing: el cuento del cazador cazado.

Cada vez es más difícil ser influencer, los primeros que llegaron pudieron posicionarse y convertirse en referentes, pero ahora hay demasiados, y los usuarios también tenemos un exceso de cuentas para seguir, y estamos abarrotados de publicidad por todas partes, directa y también encubierta. No hay confianza en lo que dicen la mayoría de los influencers. Las empresas no saben por donde tirar, está todo hecho un lío, ¿quién sabe en que va a terminar todo esto?

 

-Al contrario de lo que se podría pensar, ¿tener un altísimo número de seguidores en redes sociales no asegura unos ingresos?

Hace unos años, cuando comenzó facebook, tener seguidores era sinónimo de visibilidad. Si tenias muchos seguidores podías vender o dar a conocer productos y servicios rápidamente. Pero esto pasaba porque facebook en ese momento no vendía publicidad todavía, su objetivo en ese momento era crear una red social con el mayor numero de personas posible, consolidarse como la «red social», así que todos los que teníamos cuentas con muchos seguidores campábamos a nuestras anchas y tuvimos unos años de bonanza con publicidad semigratis. Pero una vez estábamos todos dentro y facebook sabia quienes somos, quienes son nuestros amigos, que nos gusta, que paginas visitamos… tenía en sus manos una de las herramientas de publicidad más poderosas del mundo, podía vender publicidad «segmentada», es decir , una empresa puede decidir donde saldrá su publicidad (zona geográfica especifica, incluso a 5 kms de mi negocio, edad, sexo, gustos…) Y entonces automáticamente hicieron dos cosas: empezó a vender facebook la publicidad en su propia red social y a limitarnos a todos los demás el alcance de nuestras publicaciones. Es decir, da igual que tengas 500.000 seguidores, si no pagas a facebook no llegas a ellos porque facebook no te da alcance. Lo mismo está ocurriendo ahora con instagram (que también pertenece a facebook, y la publicidad se gestiona desde la misma interfaz)

A veces, hay influencers reales con comunidades moderadas de personas pero muy fieles que consiguen tasas de conversión de ventas altísimas porque sus seguidores son de verdad. Por eso, tener muchos seguidores hoy en día no es sinónimo de ingresos, para nada. También hay que analizar la «intención de compra» de la cuenta, ya que no es los mismo una cuenta de productos de consumo que otra de chistes, por ejemplo, donde todavía es mucho más difícil monetizar.

 

-¿Entre las redes sociales, hay unas más favorables que otras para vender productos?

Podemos decir que las principales RRSS actualmente son instagram, facebook, twitter, youtube y pinterest. Cuando creas un negocio online tienes que tener tu nicho de mercado muy definido, y las características y perfil de tu cliente ideal. Entonces, a partir de ahí construyes una estrategia. Si quieres vender un producto para chicos de 16 años, seria más favorable decantarse por instagram o youtube. Depende del nicho y cliente al que te enfoques.

 

-¿Es cierto que los gigantes tecnológicos como Facebook y Google, que han absorbido casi todas las redes sociales (Instagram, Whatsapp, YouTube) se quedan con la parte del león de la inversión publicitaria?

Ellos tienen las plataformas más potentes de publicidad hoy en dia y generan una cantidad increíble de dinero por ingresos publicitarios. Tienen el poder y cada vez ganan más. Hasta hace poco anunciarse en facebook era muy, muy barato, pero poco a poco ha ido subiendo y sobre todo a medida que mas empresas se han metido a hacer publicidad ahí. 

En el caso de google, muchas veces cuando buscamos algo tenemos una clara intención de compra, (ejemplo: disfraz batman niño, queremos comprar ese disfraz) entonces google te ofrece resultados de empresas que pagan por salir. En el caso de facebook o instagram, no hay esa intención, simplemente «navegamos por las redes» y se nos ofrece publicidad en función de nuestra edad, sexo o gustos.

Estamos totalmente controlados y esa es la razón por la que muchas veces te salen anuncios de cosas que te interesan o has buscado antes. La información es poder y cuando hacemos clic en nuestro ordenador pensando que estamos solos en casa se están activando increíbles herramientas de automatización focalizadas en que compremos un producto o servicio

 

-Lleva usted más de diez años viviendo íntegramente de internet. ¿Qué es más importante para lograrlo, el conocimiento o la perseverancia?

Cuando yo comencé fui totalmente autodidacta y hace trece años cree mi primera red de blogs enfocado en el sector infantil. Generaba ingresos con publicidad de marcas, pero todo era muy diferente, la gente no sabia aun lo que eran los blogs y habia muy poca información. Fui aprendiendo como podia y formandome siempre, cosa que sigo haciendo hoy en dia. Apuesto por la formación y he hecho infinidad de cursos con los mejores mentores.

Pero ahora es justo lo contrario, hay demasiada informacion, tanta que te puedes llegar a frustrar y perderte por el camino. Yo a mis alumnos y clientes siempre les insisto en centrarse, poner foco, ver que producto o servicio van a aportar al mundo, centrarse en su cliente potencial, y a partir de ahi formarse sabiendo exactamente lo que se quiere conseguir. Hay que ser muy perseverante, por supuesto, pero sin dar palos de ciego, haciendo, midiendo y rectificando. Pero hay otro factor que para mi es esencial al crear tu negocio online y es encontrar tu propósito, poder crecer y mejorar cada día, a la vez que ayuda a los demás, eso te hace sentir muy bien, y a la larga te va a generar ingresos naturales.

 

-¿Qué consejo le daría a alguien que está ahora en paro y quiere comenzar a generar ingresos en internet?

 Si no dispone de recursos, le diría que haga un listado de todo lo que por su formación, gustos, experiencias, aprendizajes… podría ofrecer al mundo y ayudar a las personas. Que investigue por internet qué personas o empresas están haciendo algo similar a sus opciones ¿qué ofrecen? ¿cómo lo hacen?… Que defina como seria su cliente ideal y que arranque cuanto antes, aunque sea ofreciéndolo a amigos o conocidos a través de alguna red social, facebook, instagram… Mucha gente se pone la excusa de que no pueden hacer algo porque no saben de tecnología, pero eso no es cierto, la tecnología hoy en día no es un problema y simplemente a través de facebook podrías crear un negocio. El consejo que les daría es decirles que si quieren, pueden hacerlo, pero es más una cuestión de actitud, motivación y perseverancia, que de conocimientos técnicos. Saber que quizás habrá que cambiar «entretenimiento» por «entrenamiento» y también pensar que no necesitas ser un experto para poder ofrecer algo, solo ir un paso por delante de otra persona a la que vas a ayudar.

Si dispone de recursos, le diría que busque una buena formación con alguien que ya haya hecho el camino, que compare y se ponga en manos de algún profesional que le allane la trayectoria. En ambos casos, están invitados a venir a mi conferencia que justamente versará sobre eso, cómo arrancar un negocio online, detectar una idea de negocio y los pasos para crear tu proyecto. También hablaremos de infoproductos y algunas otras oportunidades actuales de  generar ingresos online.