Cómo funciona un embudo de correo electrónico

Embudo de correo electrónico

La venta fría y directa ya no funciona. Las personas, antes de comprar, necesitan establecer una relación de confianza con el vendedor. Intentar vender a alguien que no te conozca es muy difícil hoy en día, lo mejor es primero darte a conocer y establecer un vínculo.  Después, ya decidirá tu cliente potencial si te compra o no. Un embudo de correo electrónico puede ayudarte muchísimo a convertir tus clientes potenciales en clientes de pago. Es una excepcional herramienta para conseguir más conversiones. Para construir el embudo de correo electrónico de una empresa es necesario seguir unos pasos de los que te hablaremos en este post. 

¿Cómo funciona un embudo de correo electrónico?

El objetivo de los embudos de correo electrónico consiste en generar confianza entre tu marca y tu público objetivo a través del envío de una serie de correos electrónicos, que funcionan como una especie de guía. Estos emails van indicando a sus destinatarios los pasos que tienen que ir dando. Se comienza por las presentaciones, siguen los correos que intentarán crear interés en tu producto o servicio y, por último, llegarán los correos que inducirán a la compra de un producto o la suscripción a un servicio. 

Cada uno de estos pasos están diseñados para conseguir la conexión entre tú y tus suscriptores, tendrás que demostrar que eres merecedor de su confianza. Si se usa un embudo de correo electrónico correctamente mejorarás la tasa de conversiones y tus ingresos.

¡Aprende a construir un embudo de correo electrónico!

¿Qué es un embudo de correo electrónico y para qué sirve?

Un embudo de correo electrónico es una herramienta de marketing que se utiliza para convertir suscriptores en clientes. Su funcionamiento es muy parecido a un embudo de ventas, que es seguramente el más conocido. Ambos tipos de embudos lo que hacen es guiar a los suscriptores, a través de una serie de pasos, para que acaben realizando la acción que deseamos.  Puede ser simplemente una compra o una suscripción a un boletín mensual a cambio de una primera compra gratis. Cada uno de los correos que se envíen será como un pequeño empujón hacia la acción deseada. 

Los clientes pueden llegar al embudo mediante un formulario o botón de suscripción situado en un sitio web. Los primeros correos que se envían suelen ser de bienvenida y presentación, en ellos se intenta reflejar quién eres y qué es lo que haces. Después, se envían correos educativos o con promociones sobre determinados productos que puedan interesarles. Una vez que hayas conseguido que te compren, el embudo no acaba aquí, porque tendrás que seguir enviando correos de seguimiento y con los últimos lanzamientos de tus productos y nuevas ofertas. Es importante fidelizar a los clientes que hayan comprado por primera vez para que sigan comprando nuevos productos. 

Beneficios de un embudo de correo electrónico 

El uso de un embudo de correo electrónico tiene enormes ventajas. Las más importantes son: 

  • Mejora la comunicación con los clientes: El envío de correos electrónicos te va a ayudar a establecer una relación más estrecha con tus seguidores. Demuestra que siempre estás pendiente de ellos y eso favorecerá que confíen más en ti. Siempre te tendrán en cuenta si alguna vez necesitan comprar tus productos o servicios. 
  • Mayor fidelidad por parte de los clientes: El envío de estos emails evita que tus seguidores piensen que estás intentándoles vender directamente, lo único que pensarán es que les estás proporcionando información valiosa. Eso producirá que sientan la necesidad de leer todos tus correos. Conseguirás que aumenten su fidelidad y eso es importante para seguir haciendo crecer tu negocio. 
  • Mayor número de conversiones: Con un embudo de correo electrónico existen mayores probabilidades de vender, ya que estás ofreciéndoles la oportunidad de que primero te conozcan. A través de los correos les pueden contar cómo puedes ayudarles con tus productos o servicios. Lo importante es evitar venderles directamente. 
  • Generación de más leads: Establecer una cadena de correos te permitirá tener un mayor alcance. Tu marca llegará a más clientes potenciales y tendrás más oportunidades de generar ventas. 
  • Mayor capacidad para mejorar: A través del envío de una serie de correos podrás conocer mejor a tus suscriptores, descubrirás sus intereses y angustias. Esto te permitirá valorar el contenido de tus correos y mejorarlo para conseguir más resultados.

La importancia de un embudo de correo electrónico y sus funciones

Existen varias maneras de captar clientes potenciales, entre ellas las redes sociales y la publicidad de pago, pero invertir en ellas es como invertir un poco a ciegas y te explico el motivo. En estos canales es muy difícil saber en qué fase del embudo está cada cliente potencial en particular. Sin embargo, con el email marketing tienes la oportunidad de enviar emails a cada uno en función de la etapa del embudo donde se encuentre.

Los embudos de correo electrónico permiten definir estrategias dirigidas y organizadas para cada público objetivo. Segmentando adecuadamente tu lista de contactos, podrás asegurarte de que a cada suscriptor le lleguen los mensajes más oportunos. Además, el envío de emails se puede automatizar, así puedes programar el envío en el momento más adecuado. Las automatizaciones permiten seguir generando interacciones sin que tengas que hacer tú nada.

Un embudo de correo electrónico no solo permite convertir suscriptores en clientes, sino también fidelizar a los que ya tienes. Después de que tus clientes hayan realizado su primera compra, podrás seguir manteniendo una relación directa con ellos a través del envío de emails. En ellos les puedes preguntar si están satisfechos con tu producto y ofrecerles nuevas ofertas y descuentos exclusivos para clientes. 

Etapas de un embudo de correo electrónico

Los embudos de correos electrónicos se dividen en varias etapas. Se empieza por una fase inicial que está arriba del embudo, y poco a poco se irá descendiendo hasta llegar a la última fase, que está en la parte más baja del embudo, y es donde se encuentra la llamada a la acción. 

  • Parte superior del embudo: En esta primera fase, el cliente acaba de conocer tu marca y desea saber más sobre ella. Así que preséntate, explica quien eres y haz que se sienta bien recibido. Profundiza más en tu historia, puedes contarles como empezaste, háblale de tus valores y aclara lo que haces.
  • La parte media del embudo: En esta fase, el cliente potencial ya te conoce más y está más preparado para comprarte. Tienes que acabar de convencerle de que tú eres la mejor solución a sus problemas. Haz todo lo que tengas que hacer para que confíen en ti y acaben comprándote. Es el momento ideal para hacerle ofertas y ofrecerle descuentos y promociones. Así les facilitarás que tomen la decisión de comprarte.
  • La parte baja del embudo: Llegado a este punto, tu cliente ya ha comprado y te conoce lo suficiente como para opinar. Tienes que conseguir que, si está satisfecho con su primera compra, vuelva a comprar y que comparta su experiencia satisfactoria en redes sociales, foros, etc.

Pasos para construir un embudo de correo electrónico

Para que entiendas como se construye un embudo de correo electrónico, tienes que entender el concepto de “viaje del cliente”. Comienza cuando alguien te conoce y quiere saber más de ti, realizará varias paradas intermedias y llegará a un destino final, en la última fase, donde realizará la acción deseada. Cada parada tiene un objetivo distinto, por eso es importante conocer en qué fase o parada se encuentra cada cliente dentro del embudo. Así podrás enviarle los contenidos más apropiados. 

1º Paso: La concienciación

Lo primero que hay que hacer para construir un embudo de correo electrónico es dar a conocer tu marca y los productos o servicios que vendes a tus clientes potenciales. Puedes hacerlo de varias maneras:

  1. Permitiendo que se suscriban a través de un formulario de suscripción en tu sitio web.
  2. Por medio de las ventanas emergentes que aparecen cuando acceden a tu sitio, o 
  3. Con las páginas de aterrizaje, que son páginas web que están diseñadas con un objetivo concreto. 

Pero, ten en cuenta que para que se suscriban debes ofrecerles algo importante para ellos. Generalmente, se utiliza un lead magnet, que es un descargable. Ejemplos de lead magnet pueden ser un libro electrónico, un PDF, un videotutorial, etc. 

También puedes ofrecer otros incentivos para que dejen sus direcciones de correo electrónico, como por ejemplo un código de descuento, acceso gratuito a contenidos exclusivos de tu sitio web, etc. Una vez que consigas que se registren, envíales un primer correo de bienvenida explicándoles quién eres y qué haces. 

2º Paso: Despertar interés 

Llegó el momento de educar más a tu audiencia, de profundizar más sobre tu marca. Tus suscriptores quieren saber más de ti, así que cuéntales cómo puedes ayudarles a solucionar sus problemas a través de los correos electrónicos. Lo fundamental es generar confianza en tus clientes potenciales y demostrarles que eres su mejor opción. Si logras convencerles de que tus productos o servicios les pueden ayudar a resolver sus preocupaciones, mostrarán interés por tu marca. Lo ideal en esta fase es enviar de 3 a 4 emails o incluso más si lo necesitas para que confíen en ti. 

3º Paso: Convertir suscriptores en clientes

Ahora tus suscriptores ya confían en ti y te conocen. Están preparados para convertirse en clientes. La conversión no solo puede hacer referencia a la compra de un producto, también puede referirse a otras cosas, como suscribirse a un seminario web gratis, aprovechar una oferta, etc. 

Sea cual sea el objetivo de conversión, puedes realizar en esta fase varias estrategias: 

  • Utiliza líneas de asunto atractivas y llamativas.
  • Incluye en el contenido del correo una llamada a la acción para animarles a dar el paso definitivo.
  • Crea sensación de urgencia para evitar que retrasen su decisión de compra. Puedes emplear frases como “solo puedes probarlo hoy” “solo quedan 2 unidades”, “oferta válida durante 24 horas”, y además añade un botón que se dirija a tu tienda o sitio web.
  • Ofrece incentivos como descuentos, promociones, envíos gratuitos, todo te servirá para convencer al cliente de que dé el siguiente paso. 
  • Personaliza tus correos, dirígete a cada uno de tus clientes para que te sientan más cercano. Está comprobado que eso aumenta las conversiones. 

4º Paso: Fideliza a tus clientes para siempre

Retener a los clientes es la mejor manera de asegurar el futuro de una empresa. Según las estadísticas, cuesta siete veces más ganar un nuevo cliente que retener al que tienes. Así que no descuides este aspecto y ponte las pilas con la fidelización. En esta fase tienes que intentar seguir manteniendo contentos a tus clientes para que te vuelvan a comprar. Envíales correos electrónicos con actualizaciones, ventas adicionales, ofertas especiales solo para clientes, y mucho más para mantener la conexión con ellos.

En este momento del embudo puedes aprovechar para enviar encuestas y hacer sondeos y conocer que opinan tus clientes sobre tu marca. Así podrás mejorar en aquello que has flojeado. Al sentirse los clientes escuchados se sentirán más motivados para volverte a comprar. Además de eso, si consigues que te recomienden públicamente a sus amigos y familiares, habrás conseguido lo mejor. En este punto del embudo de correo electrónico, puedes establecer un programa de fidelización o de recomendación de clientes y enviar emails promocionándolo.

Últimas conclusiones 

Un embudo de correo electrónico consiste en enviar una serie de emails con el objetivo de convertir seguidores en clientes. Para crear un embudo, necesitarás que tus seguidores dejen sus direcciones de correo electrónico, para eso debes ofrecerles a cambio algo de valor para ellos. Normalmente, se ofrece un lead magnet, que es un descargable.

Los embudos de correos electrónicos están formados por varias fases. Se comienza con una fase inicial de presentación, después se preparará al cliente potencial para que te compre, y finalmente llega el momento de ofrecerle incentivos para que compre. Los contenidos de los emails deben ser los apropiados a la fase en la que se encuentre cada suscriptor. 

¡Crea tu embudo para vender más!

 

Síguenos en nuestras redes sociales

DESCUBRE MÁS ARTÍCULOS E INFORMACIÓN SOBRE: