Cómo evitar fracasar al escribir un blog, no cometas errores de principiante

como evitar fracasar con un blog

Ganarse la vida como blogger no es nada fácil a pesar de que muchos si lo creen. Para muchos es un trabajo atractivo por el simple hecho de que solo necesitas estar sentado frente al ordenador y escribir. Pero, cuando empiezan a escribir el primer artículo, se dan cuenta de que no es tan sencillo. Hay que considerar que por cada blogger exitoso que hay en el mercado, también existen muchos blogueros que han fracasado. Si quieres comenzar un blog y no quieres que a ti también te pase, debes identificar los motivos por los que fracasaron estos blogueros. Es importante que te asegures de no cometer los mismos errores que cometieron ellos.  

¿Cómo podemos lograr tener un blog rentable?

El éxito de un blog dependerá, sin duda, del esfuerzo que estés dispuesto a invertir y de tu constancia. Pero, también debes evitar algunos de los errores más comunes de los blogueros principiantes. Muchos blogs fracasan por los errores que cometen sus creadores, ya sea por desconocimiento o por falta de organización. 

Conseguir tener un blog impresionante contribuirá a mejorar la visibilidad de tu sitio, a posicionarte como experto en tu campo y a establecer un contacto sólido con tus seguidores. Por eso, en este post, vamos a explicarte los errores más frecuentes del blogging y cómo puedes evitarlos. Vamos a evaluar la mentalidad y los hábitos que provocan que los blogueros fallen. Con la lectura de este post te aseguro que acabarás sabiendo que necesita un bloguero para tener éxito.

¡Evita los errores más comunes de los principiantes!

Errores a evitar para no fracasar al escribir un blog profesional 

Escribir contenido sin valor

Uno de los principales objetivos de un blog es proporcionar información de valor a sus lectores. Por eso mismo, no hay que escribir por escribir. Es necesario dedicar un tiempo para recabar información actualizada para después escribir contenido valioso. Los lectores agradecerán que les informes correctamente sobre lo que les interesa. 

Tomarse el blogging como un proyecto secundario

Para crear un blog exitoso, no puedes considerarlo como un hobby o un proyecto secundario. Muchos blogueros lo consideran así y no tardan en conseguir resultados mediocres. Escribir en un blog requiere que seas constante y paciente. Tienes que publicar contenido frecuentemente y además que tenga valor. Esto te ayudará a incrementar el tráfico que genera tu blog.

Utilizar un vocabulario poco entendible

Aunque tengas un blog profesional, no debes utilizar un lenguaje complejo y poco entendible para los lectores. Si ellos escogieron tu blog para leer, es porque entienden suficientemente el tema del que escribes, así que no debes caer en los extremos. Es muy importante que te comportes con tus lectores con respeto y que les informes con términos sencillos y claros. 

No tener un público objetivo definido

Antes de escribir artículos, debes saber a quién debes dirigirlos. Esto es importante para que resulten efectivos. Escribe en un papel todas las características de tu cliente ideal y apréndelas de memoria, porque así sabrás como dirigir tus contenidos adecuadamente a tu audiencia. Muchas personas piensan que si te diriges a un público muy concreto, puedes perder oportunidades de atraer tráfico. Pero, en realidad, no es así. Si te diriges a todo el mundo en general, nadie se sentirá identificado con tus contenidos. Pero, si te diriges solo a un público muy específico, si conectarán con lo que escribes.  

Centrarse más en las redes sociales que en el blog 

Es necesario tener perfiles en las redes sociales para promocionar tu blog, pero ojo, porque tener muchos seguidores en ellas y no tener una lista de contactos no te servirá de mucho. Así que no olvides de centrar tus esfuerzos en crear contenido de calidad y, después, promociónalo en las redes sociales para atraer más suscriptores a tu blog. Crear una lista de contactos te permitirá tener un control absoluto sobre tus suscriptores, en cambio tener seguidores en las redes sociales no te lo proporcionará eso.

 No prestar atención a los títulos

El título es lo primero que se percibe de un artículo, es como una tarjeta de presentación. Para que sea un buen título debe ser corto, fácil de recordar, que refleje claramente lo que va a explicar el artículo, y que llame la atención. Si cumple estos requisitos, Google lo tendrá en cuenta. 

No promociones tus contenidos

Como estás haciendo tú, hay muchísimos más, es decir, existen hoy en día millones de bloggers en el mundo publicando artículos casi a diario. Así que si eres uno más, puedes pasar desapercibido y no conseguir los resultados que deseas. Para destacar entre tu competencia es recomendable que promuevas tu marca. Y para ello, tienes que hacer uso de las redes sociales. Puedes utilizarlas gratis o haciendo publicidad de pago, evidentemente la de pago siempre va a ser más efectiva porque tendrá un mayor alcance. También puedes utilizar el Seo para posicionarte en los primeros lugares de las búsquedas en Google e incluso utilizar el email marketing para mantener un contacto estrecho con tus suscriptores. 

Descuidar la introducción 

La introducción es lo primero que se escribe de un artículo, y es también la primera oportunidad que tienes de explicar de lo que va a tratar. Generalmente, quienes navegan por Internet no dan segundas oportunidades. Si acceden a un artículo de tu blog, leerán rápidamente la introducción para decidir si el contenido merece la pena o no leerlo. Por tanto, es muy importante saber explicar claramente en unas pocas líneas que es lo que vas a tratar en tu artículo. Intenta hacerlo despertando el interés de tu público objetivo para que deseen seguir leyéndolo. 

Escribes sobre algo que es una moda pasajera

Mucha gente empieza un blog sobre un tema que está de moda pensando que va a tener mucho éxito. Y la verdad es que eso un error que podría llevarte al fracaso total. Lo importante es escribir sobre algo que realmente te apasiona, te inspire y entiendas, porque si no te desmotivarás y acabarás abandonado el blog a los pocos meses. Al principio, mentalízate que tendrás que trabajar mucho y que en los primeros meses no verás resultados significativos todavía. Si eliges una temática que te gusta, serás capaz de ser constante publicando contenido. 

Cometer faltas de ortografía y errores gramaticales

Publicar contenido con errores de ortografía y mala gramática es algo poco profesional y mostrará a los demás tu peor imagen. Es fácil que alguien deje de leer tus artículos por este motivo. Así que antes de publicar tu artículo, léelo bien, identifica los errores y corrígelos. 

Centrarse en el marketing de afiliados y en las colaboraciones con marcas

El marketing de afiliados y las colaboraciones con marcas son buenos recursos para ganar algo de dinero con tu blog, pero no es bueno depender de los demás siempre. Así que lo mejor es que si quieres ser emprendedor, vendas tus servicios o productos a través de tu blog. 

No tener claros tus objetivos y metas

El fracaso de tu blog será muy probable que suceda si no tienes definidos tus objetivos y metas a conseguir de manera diaria, semanal o mensual. Escribe en un papel cuál es tu meta y haz un planning diario, semanal y mensual, en el que incluyas pequeñas tareas que tienes que hacer para llegar a esta meta final. Tener un listado de tareas y una meta temporal te ayudará a llevar a cabo las pequeñas tareas e ir avanzando. Enfócate en una sola cosa y no pases a la siguiente hasta que no la acabes.

Conclusiones sobre los errores más frecuentes de un blogger principiante

El éxito de un blog dependerá, sin duda, del esfuerzo que estés dispuesto a invertir y de tu constancia. Pero, también debes evitar algunos de los errores más comunes de los blogueros principiantes. Muchos blogs fracasan por los errores que cometen sus creadores, ya sea por desconocimiento o por falta de organización. Entre los errores más frecuentes que debes evitar están escribir contenido sin valor, tomarse el blogging como una distracción, cometer faltas de ortografía y errores gramaticales, no promocionar tus contenidos, descuidar la introducción, no tener definidos tus objetivos, escribir sobre una moda, centrarse solo en colaboraciones con otros, y no tener un público objetivo definido. 

¡Crea tu blog de éxito!

 

Síguenos en nuestras redes sociales

DESCUBRE MÁS ARTÍCULOS E INFORMACIÓN SOBRE: