Cómo crear una landing page perfecta: técnicas para diseñarla

Crear una landing page

El marketing online genera 3 veces más leads que el marketing tradicional. Hay un elemento muy importante y muy utilizado en este tipo de marketing que es la llamada landing page. Su objetivo es ayudar a convertir visitas en posibles clientes. El 68% de las empresas B2B usan una landing page para atraer nuevos clientes potenciales. Pero, para construir una página de aterrizaje de alto impacto hay que tener en cuenta algunas cosas. Ya contamos en un primer post lo que debías de considerar antes de escribirla, ahora, en este segundo post vamos a centrarnos más en el mismo momento de crearla. Debe de contener una serie de elementos para que sea eficaz, cuenta con todos ellos cuando vayas a diseñarla y sacarás su máximo rendimiento. 

¿Cómo diseñar una landing page?

Cuanto más sencilla sea su estructura mucho mejor, tanto las imágenes como los textos que contenga deben ser atractivos para tu audiencia. Los titulares deben ser claros y llamativos. Debes hablar de lo que ofreces, céntrate en explicar cuáles son las características y los beneficios del producto que ofreces en tu landing page. Los textos deben estar escritos para generar confianza en tu producto. No te olvides de utilizar una o dos llamadas a la acción como mucho para que el usuario entienda lo que le pides. 

No hay nada mejor para conseguir conversiones que una landing page bien diseñada.  Fíjate bien en todos los consejos que vas a leer en este post para saber cómo diseñarla y conseguir muchos clientes potenciales.

¡Vamos a empezar!

Consejos para escribir una landing page que convierta

Si has notado que las visitas que llegan a tu landing page no se convierten en clientes potenciales es porque algo está fallando. Tal vez sea porque no has dedicado suficiente tiempo para diseñarla o porque no has realizado previamente una investigación de tu buyer persona. También puede ser que contenga demasiada información y que los usuarios no entiendan claramente que tienen que hacer. Hacerla con una estructura simple y que transmita un mensaje directo es una de las claves para que sea efectiva. 

Tener una buena landing page es la mejor manera de conseguir tus objetivos, así que toma nota de los siguientes consejos para crearla. 

Añade una gran llamada a la acción

La llamada a la acción es la combinación de un subtítulo, un formulario de registro para que las visitas dejen sus datos de contacto, y un botón. Tiene que estar fácilmente localizable y que haga entender al usuario que es lo que se le pide que haga. Para desarrollar una llamada a la acción efectiva puedes seguir las siguientes normas:   

  • Debe dejar claro al usuario a qué te dedicas y lo que ofreces. Además, también debe hacer entender al posible cliente que es lo que tiene que hacer.
  • Tiene que ser lo más sencilla y directa posible. No pidas 50 cosas en una llamada a la acción, porque el usuario se mareará y al final no entenderá lo que le pides. 
  • Debe estar en un lugar de máxima visibilidad dentro de la landing page, tiene que ser localizada rápidamente al echar un simple vistazo a la página de aterrizaje. 
  • El texto que se incluya en el botón debe coincidir con la llamada a la acción que quieras realizar. Evita textos genéricos, concreta con el texto del botón lo que quieres que haga el usuario. 
  • Tienes que explicar los motivos por los que el usuario debe hacer clic en el botón de la llamada a la acción. Refleja que puede conseguir con un simple clic, tienes que motivarlo para que haga lo que le pides. 

Escribe tres frases debajo de cada titular

El cuerpo principal de la landing page estará formado por las líneas de texto que escribas debajo de los titulares para explicar mejor lo que ofreces. Estos pequeños párrafos servirán de apoyo a los titulares, ya que los desarrollará más al contar con más detalle como es tu producto. No cometas el error de escribir aburridos párrafos largos, cuanto más cortos sean más fáciles serán de entender. Tu objetivo debe ser que esos textos despierten en los usuarios el interés suficiente como para que quieran saber más. 

Las siguientes reglas te pueden ayudar a escribir estos pequeños párrafos:

  • Escribe párrafos cortos constituidos por 2 o 3 oraciones como mucho. Tienen que ser fáciles de leer, y el tamaño de la letra tiene que ser algo más grande que el resto de los textos de la página de aterrizaje.
  • Utiliza un lenguaje coloquial y cercano. No uses tecnicismos que la gente no pueda entender, porque así no captarán el mensaje que quieres comunicar. 
  • Los textos tienen que servir de apoyo a los titulares principales de la landing page, pueden dar respuestas, describir detalles o hacer aclaraciones. 
  • No des demasiada información de golpe, porque hará que resulte más difícil de entender la información que contiene la página. 

Centra la atención en los títulos principales y secundarios

Lo más importante de una landing page son sus títulos, porque son los elementos que más llaman la atención, así que tómate tu tiempo para crearlos. En ellos tienes que emplear frases que sean capaces de captar la atención inmediatamente, tienen que conseguir que los usuarios deseen leer más.

Para crear buenos titulares tienes que:

  • Ser audaz: los titulares insípidos no atraen. utiliza los títulos para destacar los beneficios de lo que ofreces en tu landing page. Destácalos con negrita y usa distintas fuentes para que resalten sobre los textos.
  • Concreta, no generalices: no escribas cualquier cosa sobre tu producto. Expresa en los titulares las características que hagan entender que tu producto es mejor que el de la competencia. Menciona algo de tu producto que lo haga ser único y especial para que sea deseado. 
  • Hacer entender rápidamente como es tu producto: los titulares tienen que transmitir de inmediato porque es adecuado para los usuarios. 
  • Educar a tu audiencia: aprovecha los títulos para transmitir claramente como tu producto puede ayudarles a resolver sus problemas. 
  • Contar una historia en los titulares secundarios: si explicas tu historia personal a tus visitas, se sentirán más identificados contigo y con tu producto. Habla de tus aspiraciones y logros.
  • Crear titulares que sean capaces de segmentar:  los titulares tienen que hacer entender a tus visitas si el producto que ofreces en la landing page es para ellos o no. Cuanto más concretes, mejor será para convertir. 

En resumen, los titulares y subtitulares tienen ante todo que brillar. Deben ser específicos sobre tu producto, dirigirse a una audiencia concreta, que transmitan algo, que sean rápidos de entender, que cuenten una historia, y que sean interesantes. 

Genera confianza con una buena prueba social

Nadie quiere ser el primero en comprar un producto, todo necesitamos que alguien nos dé buenas referencias sobre él para animarnos a comprarlo. Para eso está la prueba social, para generar confianza en el visitante haciéndoles saber que otros ya lo han comprado y han tenido experiencias satisfactorias. Merece la pena contar casos de éxito con los que tus posibles clientes puedan sentirse identificados. Algunos de los mejores testimonios solucionarán alguna o varias de las objeciones más comunes de las personas, como pueden ser la durabilidad, el precio, la rapidez de los resultados, la calidad, la popularidad, atención al cliente, etc. 

Existen diferentes tipos de prueba social: 

  • Los medios de comunicación más populares: las reseñas o menciones públicas de tu producto en algún medio de comunicación que sea reconocido son muy poderosas. Pueden hacer sentir que tu producto es la mejor solución. El simple hecho de que fuentes tan acreditadas nombren o hablen de tu producto ya genera más confianza y tranquilidad en los clientes potenciales.
  • Los testimonios personales: son excelentes pruebas de que tu producto funciona en personas con los mismos problemas que tu audiencia. Ayudarán a que los leads se sientan identificados con personas que han tenido una buena experiencia con tu producto y estarán más predispuestos a confiar en ti. 
  • Testimonios numéricos: son aquellos en los que se destacan algunos números para demostrarle al cliente potencial que no es el primero que va a probar tu producto. Puedes mencionar por ejemplo a cuantas personas en el mundo ha ayudado. 

¿Qué hacer en caso de que no tengas aún una prueba social que mostrar? Puedes usar algunos de los elogios que ha recibido tu producto en las redes sociales o también puedes hablar de las últimas noticias sobre tu sector. Menciona noticias que siempre sean positivas, en ellas no hablarás de tu producto, pero si ayudarán mucho a comprender a las personas que es una buena solución para sus problemas. Otra posible prueba social es nombrar a las personas que se han registrado hasta ahora. 

Ayúdate con imágenes y videos

Seguro que más de una vez habrás escuchado que una imagen vale más que mil palabras. Sí que es cierto que a través de imágenes o videos las personas entenderán rápidamente la historia que cuentas, pero debes considerar los elementos multimedia solo como un apoyo. Los videos y las imágenes deben complementar lo que cuentas en los textos de tu landing page, pero no tienen que ser los protagonistas. 

Los elementos multimedia te servirán para ayudarte a contar una historia, pero no son absolutamente necesarios para conseguir que las personas hagan la acción que les pides. Ahora, si los introduces en tu página de aterrizaje pues mejor, tendrás una landing page más completa y llamativa. Existen en internet bancos de imagenes gratuitos como Pixabay.

Últimas reflexiones

Una landing page debe tener una estructura sencilla y contener unos elementos específicos para que sea efectiva. Debe incluir unos titulares principales y secundarios claros y directos, y sobre todo que llamen la atención de las visitas. Tienen que ser capaces de hacer entender a la audiencia que tu producto es la mejor solución para resolver sus problemas. Utiliza una gran llamada a la acción que especifique claramente lo que quieres que hagan los usuarios. Debe contener un subtitular, un formulario de registro y un botón de llamada a la acción.

Puedes ayudarte también de elementos multimedia, como las imágenes y videos, para complementar lo que explicas en los textos de la landing page. Y un elemento que no puede faltar y es muy efectivo es la prueba social. Los testimonios personales de usuarios que han probado tu producto satisfactoriamente o las menciones públicas ayudarán a muchos a tomar la decisión de comprarlo. 

¡Tu landing page será la mejor!

 

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales

DESCUBRE MÁS ARTÍCULOS E INFORMACIÓN SOBRE: