El teletrabajo tiene muchas ventajas, sin duda, pero también supone retos en nuestra organización. Adaptar nuestras casas a esta forma de trabajar dependerá del espacio que tengamos. Un escritorio o una mesa de despacho podría ser suficiente, pero muchas profesiones necesitan, además de un ordenador, espacio físico para guardar archivos, planos, documentos y demás. Hoy te proponemos algunas ideas; y es que el buen gusto y a decoración no están reñidos con la funcionalidad.

Cajoneras con ruedas

Muchos escritorios incorporan cajoneras, no obstante, hay veces que con este espacio no es suficiente para guardar todos los archivos o material de trabajo. Una excelente solución es la de las cajoneras con ruedas, sobre todo si ya contamos con un escritorio o mesa de trabajo y no nos apetece invertir en una nueva.

Estas cajoneras tienen muchas ventajas. Para empezar, podemos escoger modelos con diferentes tamaños, tanto de alto y ancho, como de las dimensiones de sus cajones. Asimismo, al tener ruedas podremos moverlas sin problema, usándolas como si fueran archivadores de los de toda la vida.

Cajoneras y Soluciones para todos los bolsillos

Aunque una cajonera puede irse de presupuesto, muchas veces hay opciones Low Cost que se asemejan mucho. En esta imagen podemos ver lo maravillosas que quedan estas cajas de plástico colocadas a modo de cajones. En superficies como Ikea podríamos encontrar un montón de estas opciones o similares, aunque en realidad, en cualquier casa de bricolaje tendríamos las herramientas necesarias para poder crear algo así, económico y funcional.

Estantes y estanterías para archivar

No subestimemos el poder de las estanterías. Una estantería puede ser más que suficiente si compramos archivadores de cartón. Esos individuales y rígidos que podremos encontrar en cualquier papelería.

Lo bueno de este sistema es que podemos incluso colocar las estanterías encima del escritorio, con lo que evitamos ocupar más espacio en el resto de la estancia. Además, los estantes pueden adaptarse a la decoración del despacho, creando así un ambiente más unificado. Si tu escritorio es de madera, por ejemplo, coloca estantes flotantes del mismo material por encima de la mesa.

Un toque vintage en tu oficina en casa

Sí, decíamos que el orden y la organización en una oficina en casa no está reñido con el diseño y la decoración. Si contamos con espacio suficiente, podemos incluir verdaderas obras de arte en nuestro rincón de trabajo. Podemos, por ejemplo, conseguir un archivador de los antiguos, o uno nuevo, pero con aire vintage. Muebles grandes, completos, que cuentan con pequeños casilleros a modo de cajones.

Soluciones de almacenaje adaptadas a tu teletrabajo

Hay que dejar claro que no todos los trabajos usan las mismas herramientas y materiales. Tampoco en el teletrabajo. Así, primero deberíamos fijarnos en qué tipo de objetos tenemos que guardar, porque sí, los archivadores y cajones vienen genial para guardar desde catálogos hasta facturas, pero ¿y si nos dedicamos a algo más manual? Un taller de costura, por ejemplo, verá más utilidad en un panel de esos que se colocan en la pared. Un lugar para colocar todas las herramientas a la vista y de forma ordenada.

Imágenes vía: Ikea, containerstore, studiocreativo,vtwonen, lascositasdebeacheau, buzzfeed, admagazine,